Detalles, Ficción y fabrica de challas

8 En caso que los reclamos efectuados no correspondan, ya sea por error de mantención ó el incumplimiento de las indicaciones establecidas en este manual, nuestra empresa se reserva el derecho de solicitar el reembolso de los gastos efectuados, con un tope máximo de 2,50 Unidades de Fomento (UF) por cita. Una ocasión acordados los trabajos a realizar, se programará una día y hora de atención.

Carpenter, Frank, South America. Social, Industrial and Political. A twenty-five-thousand-mile journey in search of information, Akron, Ohio, The Saalfield Publishing Company, New York and Chicago, 1901, p consolidó como el mayor escenario estético del país y principal espacio del espectáculo social 68. Fueron estos teatros, igualmente desde un inicio, el punto donde se reunían las aristocracias locales. Sobre este momento, Núñez menciona: caballeros y señoritos, damas y matriarcas se vestían a la moda para las óperas italianas. La sociedad dirigente definitivamente disfrutaba mucho del hecho inédito de escucharse entre sí y de mandarse a sí misma, constituyendo un poder autónomo y novedoso que percibió a la Civilización popular y étnica como un atraso que se debía invisibilizar 69. Las familias Edwards y Matte poseían sus aposentaduríTriunfador, los jovencitos adoraban a las cantantes líricas, las niñas querían tomar clases de canto y los nombres de Verdi y Puccini eran asimilables a los que durante el siglo XX lograron grandes estrellas del cinematógrafo, el tango, el chaquetilla, la tele, el rock y el pop. Este permanente flujo operático tuvo una musculoso influencia en la vida social, al definir una forma y un sitio para ser gastado; en lo hermoso, como espacio de ampliación profesional para el actor; y en lo cultural, al Explicar un espacio como centro para las artes, para la alta Civilización y para estar a la valor de un país europeo, cuna nuclear del canon y cénit de la civilización. En esta apadrinamiento de una Civilización única y unívoca, Santiago no fue solamente el Municipal y Ají siquiera exclusivamente Santiago. A lo grande del país se fueron levantando teatros de distintas dimensiones, de acuerdo a la magnitud de las ciudades y al saquillo fiscal. En torno a fines de 1871 en la hacienda existía el Teatro Doméstico, el Teatro de Variedades y el Alcázar Bucólico, con capacidad para personas en pleno centro cívico. Sus barrios 68 Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Núñez, p

111 Y por esa misma senda pretendía seguir el empresario, que tuvo una oportunidad de fortuna en el verano de 1974, cuando corrió el rumor de que un cantante gachupin de nombre Camilo Sesto, ídolo de masas en España y Latinoamérica, conservarseía al Séptimo arte Palace. Cuadro su primera excursión por Sudamérica y el gran éxito en el Festival de Viña del Mar lo convertía en la estrella del momento. Luego de su paso por la Quinta Vergara, Luis Hernández, un colaborador del músico y productor Óscar Arriagada, hizo el contacto para virar con el creador del 007. Una de las escalas sería la pequeña ciudad de Melipilla. El anuncio se hizo con poca anticipación, pero no Cuadro necesario. El cantautor de Quieres ser mi entusiasta? y Ayudadme, éxitos del momento, atraía por sí solo a la concurrencia, aunque el precio de $5.000 pesos que costaría la entrada aquel lunes 11 de noviembre de 1974 Cuadro verdaderamente exorbitante en aquellos momentos. Un día antiguamente, el diario El Labrador llevaba en portada una fotografía del hispano con una frase supuestamente acuñada por él. Si me caso con chilena, me quedo a estar en Pimiento. Este es el país que más quiero, dice Camilo Sesto, que mañana viene a Melipilla 250. La adulación a las féminas de la tierra anfitriona Cuadro un sello que brindaba resultados, por más que Sesto no necesitara emitirlas, porque sin aquellas palabras de por medio, el tránsito de la ciudad igualmente hubiera debido ser cortado, como lo fue ese lunes primaveral. La calle Ortúzar cerró para no dejar transitar a los vehículos en un pavimento plagado de colegialas. El pueblo hecho mujer copaba de vereda a vereda el sector en cientos de melenas conmovidas en presencia de la inminencia del arribo 250 El Labrador, 10 de noviembre de del cantante.

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarnos a mejorar nuestro sitio web y así prestar mejor servicio, de este modo podemos mejorar la navegación por el mismo. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

65 Sala hacían de las suyas y eran sacados y arrastrados hasta la comisaría por el violento hombre de verde. Francione había dejado un trabajo que obligaba a Selman y Varcellino a una permanente cartelera de espectáculos, que no era algo al margen a su letra. El mismo Varcellino había sido un actor de variétés y promotor de shows a nivel nacional en los abriles veinte y treinta. Fue imparcialmente este tipo de espectáculos el primer gran núpuro que pusieron en decorado, cuando en septiembre de 1944 se anunció el suceso del año, un espectáculo que lo tiene todo: música, terror, alegría 172 en el show de las Revistas Mágicas de Richardine, el mago más importante de Latinoamérica. De origen portorriqueño, Richardine fue una Inscripción en el subcontinente por su gran calidad como ilusionista, haciendo temblar a las concurrencias con números donde cortaba la inicio de sus modelos, para luego pegárselas y volverlas a la vida. En días en que todo lo extraño Cuadro obra del demonio, Richardine se ubicaba imbuido de un luminosidad de enigma, como un sultán de las artes crípticas. Tanto, que hasta el mismo Gabriel García Márquez menciona al ilusionista en su autobiografía como una compuerta a los juegos de la imaginación. La búsqueda del impacto y pertenecer al circuito exquisito capitalino, posibilitó a los socios traer a Melipilla a cantantes y actores que de otra guisa no hubiesen arribado a la ciudad pueblo. Y no a cualquiera, pues pusieron sobre las tablas del Teatro Serrano a estrellas del séptimo arte latino y de la canción hispanoamericana, quienes pasaban de ser una imagen proyectada a un cuerpo presente a metros de distancia, desde las butacas de un Serrano convertido en máquina de sueños. 172 El Labrador, 7 de septiembre de Dos de ellos fueron Leo Marini y Hugo del Carril.

15 la tendencia de las personas a negativizar la situación cualquiera sea su bienestar 42. No cerca de duda que este obra es un aporte importante para comprender la satisfacción del melipillano con su ciudad, al año ulterior de suceder sufrido el terremoto de Empero, no entrega información que se pueda utilizar para caracterizar la vida artística y cultural de Melipilla. Finalmente, Historia de Melipilla, texto que pretende ser una obra comprehensiva del devenir social y cultural de la ciudad y sus alrededores, desde la pre-conquista hasta la Presente, se estimó que no proporciona un estudio sistemático ni suficientemente profundo de su objeto de Disección y, lo que es aún más relevante, no entrega información sustancial respecto de la historia cultural en torno a la actividad artística y social de los teatros, dedicando sólo algunos breves pasajes a estos temas 43 que no van más allá de lo anecdótico. Luego de la revisión bibliográfica, se implementaron diversas formas de casa recoleta de información primaria. Ganadorí se accedió al Disección de contenido 44, que se efectuó en cojín a dos formas, según las fuentes disponibles. La primera de ellas corresponde al análisis de registros fotográficos. Ello permite corroborar tanto los testimonios o la información documental, Ganadorí como recrear la situación de la ciudad en sus distintos períodos. Además, desde luego, la colección de estas fuentes contribuye a la memoria histórico-visual de Melipilla. La segunda de ellas, y principal, corresponde al Descomposición de 42 Op. cit. Muñoz, p Véase por ejemplo: sobre el Teatro Melipilla (op. cit. Bustos, p. 192); sobre la belle époque (op. cit. Bustos, pp ); sobre la construcción del Teatro Serrano (op. cit. Bustos, pp ); y sobre un episodio de remate del perímetro del Teatro Serrano en el año 1956 (op. cit. Bustos, pp ). 44 Al respecto: Krippendorf, Klaus, Content Analysis: An Introduction to Its Methodology, Segunda edición, Thousand Oaks, CA, Sage, contenido y discurso de textos.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

La idea de Mesa era que, en caso de tener éxito, se pudiera iniciar un festival de séptimo arte en Melipilla. La ingenuidad fue otra y dicho festival nunca se materializó. El cinematógrafo chileno no iba a guatar por aquellos abriles las más de mil aposentaduríTriunfador del Palace, y ni lo haría una cartelera cada ocasión menos atractiva y actualizada. El esplendor de décadas antes quedaba en recuerdos. El festival Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona aunque no ostentaba figuras ni aspirantes de nivel. Igualmente, la convocatoria Bancal amplia, pues de diferentes localidades llegaban para apoyar a sus representantes, aunque más que sorpresa, los shows provocaban risas, tanto como los premios que constaban de canastas básicas para el hogar, donde abundaba el papel higiénico, los tarros de jurel y las cajas de fósforos. Para fines de los ochentas, el Palace no cumpliría ningún atisbo de su edén. pincha aqui Graduaciones de colegios, funciones especiales de navidad de empresas, una programación de dudosa calidad y peores condiciones de sanidad contribuyeron a su pestillo paulatino. Las posibilidades del entorno tampoco eran alentadoras: si la televisión abierta y el VHS habían inflingido duras puñaladas, la tv por cable y la consolidación de video clubes, Adicionalmente de la posterior piratería, harían del Palace una bóveda. Siquiera sería el único. En otras ciudades del país los antiguos teatros y cinematógrafos vivían lo mismo, siendo cerrados o reconvertidos en templos evangélicos y ferias artesanales. Y el centro cultural, o el teatro? Tampoco aparecerían por Melipilla. Las esperanzas estaban cifradas en la alegría que vendría con el fin de la dictadura militar, de la mano de un esperado renacer cultural

90 nasio bomberil. Y aunque pareciera sin sentido un incendio en el cuartel de Bomberos, sucedió. Razones para la propagación del fuego hubo tres: a) de los grifos no cloruro sódicoía agua, b) las acequias colindantes siquiera tenían agua y, c) a esa hora estaba suspendida la presión de agua potable hasta el mediodía del día siguiente. En 20 minutos se extinguió un recinto que solamente ese año había alojado a la Orquesta Sinfónica Nacional y a figuras de la Nueva Onda como Patricio Renán y Maitén Montenegro. Y acontecerían cero menos que 25 abriles para que el campo del Cuerpo de Bomberos de Melipilla volviera a tener techumbre 212. La situación Cuadro tensa. Por estos díFigura, un Conjunto de vecinos insertaba sus nombres en El Labrador para expresar su solidaridad con el regidor Carlos Agüero y su repudio ante los injustos, groseros y cobardes ataques de Radio Ignacio Serrano 213. El texto agregaba que como melipillanos nos avergonzamos de la bajeza, ruindad y asquerosidad a que ha llegado la Radiodifusión para atacar a quienes han cumplido con su deber al defender los intereses del pueblo 214. Como corredor único, sin la Escuela Parroquial y sin el recinto bomberil, el Serrano quedó solo en el camino, pero no con los mismos problemas de siempre, sino peores. El 5 de marzo de 1968, el corregidor González solicitaba a Massoud la disminución de los precios de las entradas, porque esta alcaldía estima que el Cine Serrano está cobrando precios exorbitantes, no obstante que el estado en que se encuentra el teatro que no ofrece las más mínimas comodidades al sabido y acompañado de la mala ca- 212 La reinauguración del Pabellón del Cuerpo de Bomberos de Melipilla fue el 10 de enero de El Labrador, 3 diciembre de El Labrador, 3 diciembre de lidad de las películas que se exhiben en el gran pantalla Serrano entraría en la categoría D 215.

22 No alterar la capacidad de cada individualidad de los interruptores automáticos del tablero del departamento. Evitar el funcionamiento simultáneo de equipos de gran consumo en los circuitos. La operación simultánea del horno eléctrico, horno microondas, lavadoras y planchas, puede provocar una sobrecarga y un corte en los automáticos de los respectivos circuitos. Desconecte todos los equipos antes de volver a subirlos. En caso de frecuentes cortes, o en caso de que un corte afecte además el automático general (corte en todo el sección), se deberá desenchufar todos los equipos conectados a la Garlito, y hacerlos revisar, puede ser que alguno esté produciendo cortocircuitos. Nunca introducir medios extraños en los enchufes, pues hasta cuando se ha instalado protectores diferenciales, podría individualidad o más suscitar serios daños a las personas. Al efectuar cualquier trabajo en enchufes, interruptores o incluso al instalar lámparas, siempre comprobar que se corte la energía del circuito correspondiente en el tablero. Evitar la humedad en los artefactos, luego que puede producir cortes eléctricos. Todos los enchufes están protegidos por un diferencial, el que a la mínima diferencia de corriente, se abre evitando el paso de ésta. Respecto a las iluminaciones asimismo hay que alertar el uso de los focos dicroicos, que generan mucha temperatura y por lo tanto deben estar en lugares muy ventilados y alejados de las cortinas y utensilios de madera.

Igualmente puede solicitar información en la Dirección de Obras de la comuna. Antiguamente de realizar la mudanza, le recordamos que debe obtener un salvo conducto de mudanza, este documento debe ser otorgado por un Actuario Público, si usted actualmente es arrendatario, el propietario del inmueble que está ocupando es quien debe efectuar dicha dirección. Encima, es necesario que avise al Administrador del Edificio para coordinar fechas y horarios y que se tomen las precauciones del caso e indique los lugares donde circular con muebles y bultos. Todo con el fin de cuidar los ascensores y espacios comunes de su Edificio. A través de servicio al cliente, se coordinará la entrega de su área una ocasión aprobada las condiciones por parte del área de operaciones de la inmobiliaria. Los invitamos a percibir este manual, seguir sus recomendaciones y enviarnos sus consultas y comentarios a o llamarnos al (2) Agradeciendo su confianza, le saluda atte. Congregación INMOBILIARIO IMAGINA

El Esmeralda invirtió para contar con características de teatro y mayor comodidad, acogiendo una concurrencia aproximada de 500 personas que entrarían en este sarcófago sable, para inmovilizar el cuerpo y detener el tiempo en la fascinación de aventuras, dramas y comedias que, por ese entonces, cloruro sódicoían a borbotones desde Europa y Estados Unidos. Acudir al teatro aunque se había convertido en un práctica para la comunidad. Pasado el cinema como una sorpresa y novedad, y las proyecciones como simples panorámicas de la vida citadina o ejercicios militares, el espectador se veía delante un incesante flujo de cintas en una época donde Hollywood producía en cantidades industriales como nunca lo volvió a hacer 130. La Agencia del teatro entendió esta avidez de entretención y tuvo en cartelera filmes el mismo año de su producción, como El Circo, de Charles Chaplin, estrenada en Melipilla en 1928, en funciones los díTriunfador jueves, viernes, sábado, domingo y lunes, en matiné, a las 16 horas; singular o vermouth, a las 18:30 horas; y Perplejidad, a las 21 horas. El impacto de estas películas fue importante, porque introdujeron varios aspectos novedosos para la comunidad: dotaron de ídolos a una juventud que vio en los personajes cowboys de Buffalo Bill, en actores de sombrero y pistola como Tom Mix, Hoot 129 Este alto nivel de producción será cuestionado por Carlos Ossa al sugerir que dichas obras filmadas en pocas semanas y por realizadores de buena voluntad, menos unas pocas, no eran más que sketches, de ciertos pasos de comedia, que no hacían alentar esperanza de una producción coherente y más o menos significativa. Al respecto: op. cit. Ossa, p En la época dorada del gran pantalla mudo, solamente Estados Unidos llegó a producir 800 películas en un año

- Relación De Proyectistas) ya que se puede afectar la estabilidad del Edificio, o causar daños a las instalaciones de agua, electricidad, calefacción y efluvio de su sección, de un departamento vecino o del Edificio, pudiendo tener consecuencias civiles y penales no deseadas. Cabe destacar que los muros perimetrales del unidad, en ningún caso pueden ser modificados, porque si son exteriores, se afecta la frontispicio del Edificio, lo que está prohibido en el Reglamento de Copropiedad. Si son interiores, luego sea en muros medianeros con los vecinos o con los shafts, o con el hall de ascensores del suelo, afectan a sus vecinos y las instalaciones del proyecto o sus espacios comunes por lo que siquiera pueden ser alterados. Los tabiques interiores, que el calculista defina como no estructurales, pueden ser modificados ya sea demoliéndolos o perforándolos, teniendo presente que cualquier altercado que se haga en ellos debe efectuarse tomando la precaución de no alterar los shafts o instalaciones que afecten a éste u otro unidad de la comunidad. (No debe olvidarse que los shafts son espacios comunes por lo tanto son de propiedad de la comunidad y no se pueden afectar o intervenir). Adicionalmente considere que demoler instalaciones es riesgoso, especialmente en el caso de las instalaciones eléctricas y de fluido. En el Reglamento de Copropiedad quedan claramente establecidas las modificaciones estrictamente prohibidas a la propiedad. El cambio de revestimiento (tierra, cielo, paramentos verticales) es de monopolio responsabilidad del propietario que

61 Los abriles cuarenta: artistas locales, estrellas globales Durante la lapso de 1940, el Teatro Serrano vería pasar reales estrellas del cine y la música por su tablado, como los mexicanos Pedro Vargas, la portorriqueña Mapy Cortés, los argentinos Leo Marini y Hugo del Carril, además de figuras estelares del radioteatro Doméstico como Anita González, Luchita Botto, Arturo Moya Grau, Gustavo Campaña y Eduardo de Calixto. Y tal como se mencionó anteriormente, llegando incluso a encumbrar a la primera estrella melipillana de éxito Doméstico: Maruja Ravanal. El edificio del teatro se asentaría como fuente de entretenimiento periódico que iba desde el box y los debutantes combates de catch Triunfador catch Chucho, a una cartelera cinematográfica frenética que funcionaba a la equivalente de Santiago 163. Era un centro social, con la celebración de cuanto beneficio existiera entre sus paredes y, muy importante, era una ventana al arte Doméstico gracias a las visitas del Sección de Extensión y del Teatro Empírico, entreambos de la Universidad de Pimiento, y otras importantes compañíGanador santiaguinas, más el aporte que brindaban los teatros móviles. Todo esto hacía que Melipilla tomara parte de un desarrollo exquisito-cultural que surgía en las escuelas y en la sociedad civil, lo que se demuestra con el éxito del Conservatorio de Música melipillano y el Centro Primoroso de la Escuela 11. Esta período marcaría todavía una clara irrupción de lo popular, presencia que chocaría y se mezclaría con las ansias aristocráticas de una élite en búsqueda de espacios menos inclusivos. Sería un período donde la herencia de Pedro Aguirre Cerda y su 163 No Cuadro difícil tener una profuso cartelera hollywoodense tomando en cuenta que en 1937 la depósito estadounidense producía más de 10 películas por semana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *